La Empresa fabricante de periféricos para gaming finalmente no pudo recuperarse.

Arrastrando una seria situación financiera desde ya hace varios meses, el periplo culminó en el día de ayer. La reconocida Empresa Mad Catz se declaró en quiebra, ante la imposibilidad de remontar la pérdida de más de 10 millones de dólares que le supuso el fracaso de Rock Band 4.

Ya durante el año pasado, habían efectuado una reducción de personal del 40%. Si bien la declaración de quiebra no implica, por el momento, su cierre definitivo, ya han comenzado a levantar las filiales alrededor del mundo. Esta situación se terminará de definir en los próximos meses, donde deberán aplicar nuevas medidas drásticas para intentar salvar la Empresa o se decantará su desaparición definitiva.

ASDASD
La reconocida empresa no habría podido salvarse de la complicada situación de Rockband 4

Ahora, solo quedará esperar, y de darse por definitivo, ver quien será el nuevo rey de la calidad en periféricos. 

Published
Categories VideoJuegos
Views 148

Tweets