Nos adentramos en las primeras horas de la nueva aventura de Bioware

La humanidad necesita un nuevo hogar, y es trabajo de los Ryder encontrar en la galaxia Andromeda, un planeta capaz de colonizar. Si pensaste que los probemas quedaron en la vía láctea, estabas un poquito equivocado: 

Desde una experiencia para varios jugadores, hasta una campaña extensa y llena de misteriores, Bioware deja atrás las aventuras del comandante Shepard para invitar a los jugadores a explorar una nueva galaxia llena de peligros, tecnología y razas alienígenas .

El multijugador cooperativo nos resultó atrayente, pero tenemos que decir que jugarlo sólo de a dos, aún en la dificultad mínima, nos significó todo un desafío. No terminamos de concluir si se debe a que el juego no ajusta la dificultad de acuerdo a la cantidad de jugadores, si está desbalanceado o si nos impone una dificultad muy alta para obligarnos a subir de nivel a nuestros efectivos.

asdasd
Yo no me haría el héroe…

Por otra parte, hemos recorrido las primeras horas de la campaña. Fiel al estilo de Bioware, que muchos disfrutan pero para otros puede suponer un problema soporífero, la historia tiene un arranque más bien lento.

Claro que esto está matizado con la acción, que no tarda demasiado en llegar, y nos deja evidente que estamos ante el Mass Effect más shooter de todos. La fluidez del combate, su sistema de coberturas y la cantidad de movimientos son las claves para darnos cuenta de esto. Por otra parte, aún no nos queda en claro si estamos del todo de acuerdo con el nuevo sistema para dar órdenes a nuestros compañeros, el cual se ha simplificado de una manera importante. Con el paso de las horas, veremos que tan bien reacciona y se adapta la IA a las diferentes circunstancias.

Seguramente, han estado viendo las bromas sobre las animaciones del juego. Debemos aclarar que existen algunas justificadas y otras que no. Específicamente, aquellas que tienen que ver con el movimiento de los personajes, seguramente se deban a bugs glitches, ya que no son tan exageradas. No hemos sido testigos de movimientos grotescos a la hora de caminar, correr o cualquier otra acción relativa al movimiento del personaje.

asdasd
Hermosos mundos por explorar

Ahora bien, aquello que tiene que ver con las expresiones faciales, las bromas están más que justificadas. Al menos en las primeras horas del juego, por momentos los personajes realmente tienen problemas para transmitir hasta las emociones más básicas. En todo momento, nos morimos por decirles “si estás alegre, avisale a tu cara”. Muchas otras veces, esto se da al revés, y no sabemos si los personajes están entrando en un mundo de drogas de colores el cuál nunca percibimos.

Un punto donde se difiere de entregas anteriores es la elección de la clase. Cada clase nos otorga ciertas bonificaciones sobre ramas especificas, ya sea uso de biotica, tecnología, armas y sus diferentes combinaciones. En este Mass Effect, podemos cambiar nuestra clase a gusto en todo momento, adaptando las bonificaciones según nos convenga en cada situación. Es decir, mantendremos los puntos de habilidad donde sea que los hayamos colocado, pero modificaremos sobre la marcha los bonus especiales.

Debemos decir que, a pesar de todo, encontramos cierto disfrute en un multijugador al que parecería faltarle balance, y una campaña con fallas que quedan opacadas por una historia muy interesante. Si bien Bioware no es el mismo desde las entregas anteriores, al igual que toda entrega de la saga, este inmenso mundo por conocer nos deja cada vez que terminamos una sesión, con ganas de explorar mucho, pero mucho más.

Mass Effect Andromeda ya está disponible para Playstation 4, Xbox One y PC vía Origin.

Published
Views 264

Tweets