La nueva apuesta de la saga Ghost Recon nos deja con una gran primera impresión

Ubisoft decidió invitarnos a probar la beta cerrada de Ghost Recon Wildlands, donde el sigilo y la coordinación lo son todo. A continuación, te contamos nuestra historia:

La breve historia de dos soldados

Solos, montados en un helicóptero en la noche boliviana. Sobrevolamos un pequeño asentamiento. El aire huele a humedad, pobreza y pólvora. Joaco al mando de la aeronave, volando bajo, tratando de ubicar nuestro objetivo en la cerrada oscuridad. Yo, sentando en las esquíes del “chapo”, listo para disparar… Porque no tuvimos la suficiente lucidez como para robarnos un helicóptero con armas…

Vemos un conjunto de luces adelante en el camino. Joaco ajusta el curso para seguir como un perro de presa el serperteante asfalto. Volamos bajo mientras nos acercamos a los vehículos. Dos autos y un camión que transporta bienes que deberemos marcar… no tenemos la menor idea de lo que lleva el camión, ni para quién lo robaremos, ni a quién se robaremos. Estábamos tan ansiosos que adelantamos la cutscene… Pero el clima es tan solemne que ninguno de los dos se atreve a mencionar este detalle…

Mi compañero se posiciona. Abro fuego. Pese a las habilidades “geteaenses” para pilotar de Joaco, es una tarea compleja. Pero una y otra vez, sale adelante pese a los obstáculos, con pericia, nervios de acero y muchos “ay ay ay” y “uy uy uy”. El enemigo responde a los disparos, la carretera no ayuda y mi ángulo de disparo dista mucho de ser el ideal, por no decir que casi todo el tiempo falla.

“¡Tirales una granada!”, me grita. Sin pensar en lo tremendamente absurdo de la estrategia, lanzo una granada, que rebota y probablemente termina en Disneylandia. La de Europa. Temo por la seguridad de Mickey.

recon
Cero probabilidades de meter esa granada…

Mientras intento quitar de mi cabeza la imagen del simpático ratón, con las orejas explotadas en un baño de sangre, sigo disparando. Un automóvil estalla en llamas. El fuego ruge como una bestia furiosa y envuelve a nuestros enemigos, quienes quieran que sean. Joaco, asombrado, me grita “¡no te puedo creer que le pusiste la granada!”. Callo y sigo disparando. Dejé la expectativa muy alta y no quiero defraudarlo. Si está leyendo estas líneas, sabrá que no tuve la valentía de decir la verdad.

No obstante, tuve la valentía de mantenerme hasta el final en la nave, aún cuando un mal cálculo lo llevó a “hacer patito” contra el asfalto, en el aterrizaje menos decoroso que recuerde la historia de la aviación. Recordará que él gritó “saltá” y saltó, aún con el helicóptero en movimiento. Y yo no salté, me mantuve hasta el fin, para seguir disparando. Quizás fue falta de reacción, ojo. Quizás haya olvidado con que tecla se bajaba del helicóptero. No lo sé. Lo único que recuerdo con horror, es darme vuelta y ver como luego de tres o cuatros rebotes, su cara fue lustrada por el cemento de Bolivia.

El horror… El horror…

recon5
Hermosos paisajes llenan este mundo

Análisis

Como verán, probamos la beta de Ghost Recon: Wildlands. Nos encantó. Para ser una beta y todo lo que eso conlleva, lo vimos bastante sólido. Quizás nos queda por esperar (rogar) que la versión de PC esté mejor optimizada para el lanzamiento.

Para destacar: la personalización de armas, la orientación hacia el sigilo (no hacen falta muchas balas para morir), el “team play” que requiere ese sigilo, las herramientas a disposición, el árbol de habilidades (que hace que cada miembro pueda orientarse hacia una especialización en particular), el sistema de cobertura y el apuntado en primera persona.

recon4
Lindo arbolito

Por el lado de la ambientación, el mapa da en todo momento la sensación de ser abismal y los parajes son realmente muy bellos. Las aldeas parecen realmente vivas, con una multitud generosa de personajes interactuando entre ellos.

Por lo que pudimos ver, las zonas suelen alternar entre mínimos asentamientos, bases militares y selva, todo esto salpicado entre grandes montañas.

recon6
Corintios Now!

Creemos que va a ser un juego en el que será casi imprescindible jugarlo con amigos. No parece tener las características de un sandbox que pueda disfrutarse jugando con la IA. Por otra parte, jugar con alguien random online, puede disminuir la experiencia, ya que debemos ser coordinados o, al menos, jugar de la misma forma. Si queremos ir por el lado del sigilo, faceta que el juego alienta, y nos toca un “loquito gatillo fácil”… en fin, a todos nos ha pasado.

Quedamos en un estado de ansiedad importante luego de finalizar las misiones principales de la beta. Mientras esperamos la versión final con un sabor a hype en la boca, podemos anticiparles que promete y mucho. Quedará también por ver que nos ofrece como “contenido end game”, algo esencial en este tipo de propuestas, para ver hasta donde dura la diversión este nuevo Ghost Recon.

recon7
En realidad, estaba tratando de stalkear a la vecina
Published
Views 243

Tweets