Frank West está devuelta para hacer lo que mejor sabe: Matar zombies con mucho estilo

Dead Rising 4 es la nueva aventura del fotografo más creído del mundo de los videojuegos, y con exclusividad de 1 año en la consola Xbox One, y 90 días para Windows 10, te contamos de que se trata esta divertida masacre zombie:

Una pesadilla repetida

Como todo fan de Dead Rising sabe, Frank West es el verdadero (y único, vamos) protagonista de esta saga. En la primera entrega, nuestro héroe detuvo un outbreak zombie en un centro comercial de la ciudad de Willamete, ganando medallas y siendo declarado héroe por ello.

Pero como si la suerte no estuviera de su lado, la misma ciudad se encuentra nuevamente en peligro, y no cualquier cura, inyección o zombrex será suficiente para parar este nuevo brote. 

La historia, por supuesto, se centra en Frank y su alumna Vicky Chu, que en vísperas de navidad deciden adentrarse en una base militar para, a pedido de su pupila, investigar algunos hechos. Sin contarles mucho, porque la historia se desenvuelve muy bien, Frank quedará nuevamente a cargo de terminar de una buena vez con el virus de la zombificación.

Pero que el tono navideño del titulo no los espante, ya que simplemente agrega tonalidad a algunas armas, hechos secundarios o la música que escucharemos de fondo. El resto de la aventura tiene su propia comedia, con momentos extremadamente divertidos y otros muy, muy serios.

Lamentablemente, Capcom tomó pobres decisiones hacia el final del juego, dándole un cierre que no se merece. Quizá veremos nuevas entradas basadas en otros personajes en el futuro, como son el caso de Dead Rising 2 y 3. Vamos Capcom, podrías haberlo hecho mucho mejor. 

frank-west
Un perfil inigualable

El mejor estilo siempre gana

El combate en Dead Rising siempre estuvo basado en una sola premisa: Matar zombies con las armas más bizarras que podamos crear. Y la cuarta entrega no se queda atrás, trayéndonos combinaciones nunca antes vistas con ataques especiales y efectos que son realmente delirantes. Desde petardos navideños, hasta una ballesta que tira fuegos artificiales, y hasta un papa noel que escupe ácido y explota en mil pedazos. Las posibilidades son infinitas, y está en nosotros encontrar todos los planos, o blueprints, para crearlas.

Sin irse muy lejos de la formula tradicional, el sistema de niveles y skill points prevalece en Dead Rising 4. A medida vayamos aniquilando zombies, ganaremos PP y con ellos subiremos niveles, al mejor estilo RPG. Con los avances, el juego nos permitirá gastar los puntos de habilidad obtenidos en 4 ramas distintas que van desde daño cuerpo a cuerpo, armas, críticos y resistencia. La variedad es relativamente grande, centrándose siempre aquellos que respecten a daño en los 4 tipos de arma principal: Cuerpo a cuerpo, armas de filo, de contusión y de fuego.

Lo mejor que este sistema ofrece, es la posibilidad de armar a nuestro personaje de la manera que más nos guste, sin dejar en desventaja en la creación de armas a ninguna categoría.

No puede faltar, claro está, el sistema de fotos y calificaciones. La cámara de Frank es su mas fiel compañera, pero esta vez no solo le permitirá sacar las fotos más bizarras, o con mejor rango, si no que tendremos filtros que serán imprescindibles.

El apartado fotográfico se resume en tres modalidades: Normal, Visión Nocturna y Visión de Análisis. La primera no tiene muchas vueltas, sacar fotos y obtener un puntaje por ellas es su principal función. La segunda, nos ayudara a atravesar zonas oscuras esparcidas por Willamete. Y por último, la mecánica más explotada es la visión de analisis. Con este filtro vamos a poder analizar todo tipo de cuestiones, como son puntos sensibles en una pared, huellas dactilares para conseguir contraseñas, mensajes escondidos en documentos o posibles vehículos para manejar.

Por que nunca puede faltar una buena selfie
Por que nunca puede faltar una buena selfie

Dead Rising 3 tuvo una particularidad muy buena, y esta fue el uso de autos, motos y todo tipo de vehículos para recorrer la ciudad. A diferencia de la primera entrega, esta aventura se expande por fuera del mall de WIllamete, y nos mete en las calles y barrios de la ciudad. Si pensaron que todo esto había que hacerlo a pata, están equivocados. Frank tendrá a su disposición todo tipo de vehículos, que ademas (y esta es la mejor parte), pueden combinarse entre si para darnos un poder de destrucción increíble.

Por ultimo, la mecánica mas innovadora y divertida que Capcom introdujo es ni mas ni menos que el exo-traje. Al mejor estilo Call of Duty: Advance Warfare, Frank podra utilizar un traje militar de combate avanzado para causar mucho mas caos. El traje le permitirá utilizar armas, tanto melee como de fuego, que sin el no podría ni moverlas un centímetro. Ametralladoras gigantes, lanzallamas, espadas, hachas, postes de luz o pedazos de calle son algunos ejemplos. Si nos sentimos cansados y queremos ir a mano limpia, este traje es la mejor manera de romper caras a mano desnuda. 

Y como si esto fuera poco, el exo-suit puede mejorarse con maquinaria que encontremos esparcida por el mapa. ¿Una maquina de helados? No, una modificación de hielo para crear tormendas heladas. ¿Equipamiento militar? Por que no mejor una ametralladora montada al hombro y moto sierras en las manos. Como dijimos antes, esto solo agrega más y más posibilidades. 

El Exo-traje, una pieza infalible en la aventura
El Exo-traje, una pieza infalible en la aventura

Una ciudad detallada y con aires navideños

Gráficamente Dead Rising 4 se destaca entre sus antecesores, pero no tanto frente a los lanzamientos de estos últimos 2 meses. Quizá la versión de consola es la menos indicada para puntuar, pero como no está disponible todavía en PC (y no cuenta con el programa Play Anywhere ya que no es un exclusivo) no podemos comparar este apartado aún.

Ya sabemos que la Xbox One no es la consola de nueva generación con mejor potencia por excelencia, pero si debo decir que me sorprende lo estable que el juego se mantiene. A pesar de algunas bajas gráficas notables en texturas o efectos, Dead Rising 4 mantiene una constancia en su tasa de cuadros por segundo que muy pocas veces se ve afectada, incluso con 500 zombies en pantalla. Anteriores demos o versiones del juego, mostraban una performance pobre e injustificada, pero realmente el producto final lleva al límite la consola sin fallar en lo más importante.

La gran mayoría del juego se desenvuelve más en espacios abiertos, con calles llenas de zombies y edificios abiertos a ser visitados. Por momentos, y no es una exageración, creo que aplasté mas o menos 1000 zombies en una misma avenida, llenando mi hummer de sesos y sin ningún tipo de falla gráfica. Es realmente un gran logro. 

Si podemos dejar de lado animaciones poco resaltadas, algunas texturas lavadas y efectos de partículas pobres, Dead Rising 4 quedará como uno de los mejores títulos de Xbox One hasta la fecha.

¿Alguien dijo muchos zombies en pantalla?
¿Alguien dijo muchos zombies en pantalla?

Conclusión

Con al rededor de 12 horas de historia principal, y bastantes más de objetivos secundarios, Dead Rising 4 se destaca como el más divertido de la saga. Su historia se desenvuelve de manera increíble durante todo el juego, con importancia y presentaciones de excelentes personajes, solo para arruinar esa atmósfera por completo al final y darle un cierre muy poco merecido. Capcom podría haberlo hecho mejor, pero dejando esto de lado, estamos frente a un Dead Rising con todas las letras. 

8.0

Good

  • Variedad de armas customizables
  • Gran cantidad de objetivos secundarios
  • Investigaciones llenas de detalles
  • Una performance en consola sorpresivamente buena

Bad

  • Calidad grafica en Xbox One
  • Final apurado y descolocado con respecto al resto de la historia
Published
Views 631

Tweets