Little Nightmares, es un juego de plataformas, sigilo y puzles de un nivel altísimo. Una de las pequeñas grandes sorpresas del año para PS4, Xbox One y PC

Little Nightmares (Pequeñas pesadillas), es un título de Tarsier Studios, unos tipos que hasta el momento trabajaban con Sony y se habían encargado del Little Big Planet de Vita.

El juego había sido anunciado en 2014 bajo el nombre de Hunger y en exclusiva para PlayStation 4. Luego en 2015 presentaron un teaser, y no se supo más nada hasta Agosto de 2016, cuando finalmente se anunció que la editora del ahora llamado Little Nigthmares sería Bandai Namco y se lanzaría en formato multiplataforma el 28 de Abril de 2017.

DE QUÉ VA ESTO

Si tuviéramos que definir rápidamente de qué va Little Nightmares, diríamos que es un juego de plataformas, sigilo y puzles en un entorno de terror. Esa sería la definición de manual.

De avance lateral en un entorno 3D, por lo que no solo podremos movernos para atrás, para delante y saltar, sino que también podremos desplazarnos en profundidad. En las famosas 6 direcciones.

Pero a la primera creación multiplataforma de los chicos de Tarsier Studios le queda chica esta definición, ya que el resultado final es realmente sobresaliente. Desde su ambientación hasta su apartado audio-visual.

HISTORIA

Nos toca ser Six, una nena de piloto amarillo y un encendedor a la que secuestran y la llevan a trabajar a The Maw, un complejo submarino surrealista que sirve a los caprichos de una detestable elite.

Aunque el juego no nos cuenta nada de esta información. Simplemente se limita a dejarnos en una especie de sala de mantenimiento de un barco, mientras despertamos de una pesadilla.

Al levantarnos arrancará una odisea que pasará del terror al asco sin escalas, y de las persecuciones al sigilo de forma completamente natural. Además de una gran carga de puzles y coleccionables, no muy complicados para un gamer experimentado.

ENTRE BURTON Y PLAYDEAD

Toparnos con los escenarios y personajes que nos plantea Little Nightmares, nos remite automáticamente a las películas de Tim Burton, aunque con una mayor carga de escenas grotescas y colores.

Sus entornos, iluminación, banda sonora, todo tiene una carga enorme de luces, sombras y hostilidad que nos llevan a estar en un continuo estado de incomodidad. El juego logra a la perfección su finalidad, que es justamente tenernos tensos, nerviosos y con miedo.

Pero no solo Burton es una clara influencia en este título, sino también las creaciones de Playdead, responsables de Limbo e Inside. No solo por los obvios detalles de ambientación, sino también por su mensaje, estrechamente relacionado al sistema social mundial.

Pero a pesar de beber claramente de esas obras, Tarsier Studios logra plasmar su propia personalidad, y eso es lo que hace que Little Nightmares se destaque y haga que nos olvidemos de Burton, Limbo e Inside a los 5 minutos de comenzada la aventura.

TECNISISMOS Y PERSPECTIVAS

A pesar del altísimo nivel en todos los apartados que nombramos, el juego peca en ciertos aspectos como en la precisión de los saltos y algunos fallos de perspectivas. Por momentos no sabemos si cierto elemento del escenario está más adelante o más atrás, un tema de profundidades que solo en algunos momentos pueden influir en los saltos.

Aunque nada tan grave como para empañar el resultado final.

Además, para los más exigentes del rendimiento, está bueno aclarar que el juego corre a 30 fps en PlayStation 4 y Xbox One, y a 60 fps en PlayStation 4 Pro y PC. Sin ninguna bajada brusca ni problema alguno de funcionamiento.

CONCLUSIONES

Estamos, según el gusto de este redactor, ante una de las grandes sorpresas del año. Un título que bebe de lo mejor del género pero que logra formar su propia personalidad, realmente arrolladora.

Que a pesar de su ambientación oscura, no peca de repetitiva y nos brinda una gran variedad en los escenarios y en las acciones a realizar, sin caer jamás en la monotonía de otros juegos del estilo.

Con un nivel audio-visual brutal, tanto en sus entornos y personajes como en su excelente banda sonora, que nos lleva a momentos de tensión que nada tienen que envidiarle a maravillas de la talla de Inside o Limbo.

Sus escenas grotescas, crudas, sórdidas y perturbadoras nos quedarán en la retina para siempre, y la evolución de nuestra protagonista nos dejará los pelos de punta en más de una oportunidad. Este conglomerado de pequeñas pesadillas de no más de 4 o 5 horas de duración, y con un final para el recuerdo y el análisis, marcará la historia de un estudio que ya comenzó a caminar solo.

Sin más detalles para no caer en spoilers, podemos afirmar que Tarsier Studios entró en las grandes ligas.

9.0

Good

  • Ambientación
  • Banda sonora
  • El diseño de personajes es fantástico y le da gran personalidad al resultado final
  • Iluminación
  • Personalidad propia a pesar de las claras influencias
  • Su mensaje

Bad

  • Algunos problemas de perspectivas pueden generar saltos erráticos
  • Su duración de 4 o 5 horas puede ser un punto negativo para algunos
Author Juan Lomanto
Published
Views 1115

Tweets