Titanfall 2, your sequel is ready

Titanfall 2 tiene, además de elementos agregados, elementos reelaborados. Muchas de las mecánicas que existían tienen una vuelta de tuerca y todas para bien. Se supera a sí mismo y nos hace pensar si Respawn tuvo la valentía de arriesgarse o sabe demasiado bien lo que hace.

ASPECTO TÉCNICO

La mejora en lo técnico es lo más evidente y lo que descontábamos, especialmente al dejar atrás la generación anterior de hardware. Las animaciones son más fluidas, complejas y los gráficos han tenido una mejora, pero lejos está de llegar a un despliegue que maraville. Como contrapartida, esto hace que con una PC respetable se llegue a unos 60 fps aún en configuraciones altas.

Los efectos sonoros son tan buenos como en la primera parte. Logran una profunda sensación de inmersión, especialmente los relacionados con los Titanes. La música acompaña perfecto en la campaña, especialmente en los momentos épicos / dramáticos. Y en el multiplayer, sinceramente no sé si hay música, cornetas, un coro de ángeles o un mono soplando un “espantasuegras”, simplemente es muy difícil concentrarse en otra cosa que no sea jugar.

bt
BT, para los amigos. Cumple con la 4ta ley de Asimov, que es “no ponerse idiota en un guión “RobotBuddy”.

CAMPAÑA

En el Titanfall original la campaña era… “rara”. En el mal sentido de “rara”: básicamente, el mismo multiplayer competitivo con una narrativa de fondo. A la cual nadie le podía prestar atención, ya que estabas más preocupado por dónde hacer el siguiente wallrunning para zafar de un cañonazo de Titán en la próstata.

Pero afortunadamente, Respawn tomó nota de esto. 

El ritmo del multiplayer impide prestar atención a otra cosa que no sea recordar respirar por intervalos de 15 minutos. Ahora la campaña es realmente algo independiente, con adecuados momentos narrativos de calma, seguido de los de acción vertiginosa.

 

maxresdefault
“Me dejé la barba para el casting de Gordon Freeman… pero nada… maldito seas, Gaben!!!”

En cuanto a su calidad, se podría decir que es media-alta. Por un lado, la historia es trilladísima. No escapa a la clásica de “robot buddy” que va desarrollando una especie de relación con su humano. Pero al menos mantiene un alto grado de respeto hacia la robótica, sin exageraciones sentimentaloides por parte de nuestro Titán. Es “japanese cheesy moments free”

Durante la campaña, Respawn se muestra en su forma más sadomasquista. Hay dos o tres mecánicas o misiones que desaparecen justo cuando le agarramos la mano y estamos haciendo un desparramo de enemigos. No quiero contar demasiado, pero en la misión “Effect and Cause” ganamos una habilidad que combinada con nuestra movilidad, deja a la IA enemiga al borde de gritar “chiiiiiit!!!!” y tirarnos un ragequit por la cabeza.

Da la sensación de que Respawn estudió el momento preciso en que estamos sacados (sacados nivel: espuma en la boca, como un nene en navidad que equivocadamente recibió una bazooka y se acaba de descubrir inimputable) para quitarnos la habilidad o terminar con la fase de juego. Es un juego de Robots gigantes, pero también un estudio cruel sobre cómo lidiar con el síndrome de abstinencia.

 

device
Recuerden mis palabras: van a adorar este aparatito. Más que a sus PS Vitas. Ok, muy mal ejemplo.

Para dejar una idea final: la campaña es buena, tiene momentos estupendos, la historia es una excusa, los personajes daban para más. Y es muy corta (poco más de 5hs en normal), pero es intensa a lo Call Of Duty. ¿Es la justificación que hace como 10 años está de moda, no? Ah, falta decir que lo que realmente pesa en este tipo de juegos, es el multi…

que te jodía poner 3 hs más de campaña, Respawn????

EL MULTI

Mejorado, más elaborado, más rápido. Comparación odiosa: Call Of Duty es la pélicula que dan los domingos en un geriátrico. Estás quieto, estás muerto. Así de simple. No he visto hasta ahora un sólo jugador que haya estado más de 5 respawneos de sniper. Ni hablemos de campeo. A lo sumo, te cruzás con gente que intenta recuperarse del vértigo, mata a otro jugador y sigue viaje.

 

ronin
Llevar una espada a una pelea de robots gigantes con armas de fuego gigantes… cool!

Vuelve el modo Desgaste, un modo genial que estaba en el primer juego, en el que tenemos jugadores enemigos y enemigos y aliados IA para poblar el mapa, donde la clave es matar tanto uno como otros para lograr puntos. Se arman unas batallas con la sensación de que están jugando 50 personas, cuando en realidad son 6vs6.

Aunque la mejor adición es el modo “Bounty Hunter”, en el cual se presentan oleadas de enemigos controlados por IA, cada vez más poderosos, que dan recompensas en puntos. Estos objetivos son hostiles para ambos bandos de jugadores humanos, los cuales deben competir para ver quien obtiene la recompensa por su destrucción.

Pero estos puntos no son efectivos en forma inmediata, sino que hay que depositarlos al final de cada ronda en uno de los dos bancos que hay en el mapa.  Al mismo tiempo, matar jugadores humanos conlleva una obtención de puntos y un recorte del 50% de los puntos acumulados sin rendir para el jugador muerto. Es un modo bastante original y obliga a cambiar de estrategia constantemente.

PERSONALIZACIÓN

Hay una pérdida de personalización en el apartado de los Titanes, en los cuales ya no podremos elegir, por ejemplo, el arma a llevar. Pero esto tiene lógica, ya que tenemos más variedades de modelos y, al tener armamento y habilidades fijas, tiene más sentido que optemos por uno o por otro.

 

titanfall-2
Pimp my Titan

La cantidad de armas y habilidades para desbloquear es más que adecuada, dividiéndose entre piloto y titán. En este sentido, el juego permite comprar tempranamente con dinero “in game” mejoras bloqueadas, de manera que no tenemos que esperar a ser de un nivel alto para obtener el titán, el arma o la mejora que ansiamos.

Las mejoras en las mecánicas son sutiles, pero de gran valor. El clásico “rodeo de Titán”, que no es otra cosa más que subirse a un Titán enemigo para atacar su centro de energía en la espalda, ha sido rediseñado. Ahora, si el enemigo no reacciona a tiempo, le afanamos impunemente la batería, dejandolo bastante desprotegido. Lo mejor, es que con esa batería en nuestro poder, podemos restaurar un Titán amigo.

Este tipo de vueltas de tuerca, sumado a lo anteriormente descrito, hace que el multiplayer de Titanfall 2 sea aún más robusto que en su primera entrega. Y lo mejor de todo, los próximos DLC serán ¡GRATIS! Algo que en estos tiempos parece una locura que sólo se le puede ocurrir a Blizzard o CDProjekt. Esperemos que sea una tendencia a imitar.

 

titanfall-2-01-555x328-1-555x328

Afanando una nave de 5 millones de toneladas metiendo un cuchillo en el arranque… El punga del siglo. En tu cara, GTA

CONCLUSIÓN

Titanfall vuelve con un multiplayer genial, recomendado para los amantes del estilo Call Of Duty y desaconsejado para los que lo prefieren más táctico y pausado. La campaña no quedará en la historia, pero es entretenida, con fases y jugabilidades excelentes, que abandona mucho antes de que resulten repetitivas, dejándonos aullando por más.

9.0

Good

  • Campaña diversificada
  • Variedad de Titanes
  • Multijugador dinámico y personalizable
  • Contenido descargable gratuito
  • Gameplay mayormente renovado

Bad

  • Corta duración de la campaña
  • Viejas mecánicas, aunque buenas, quedan obsoletas
Published
Views 395

Tweets